Entrar en Facebook o buscar algo en Google también contamina

Entrar en Facebook o buscar algo en Google  también contamina

¿Qué es la huella de carbono digital?

Cada vez que realizamos acciones diarias simples como navegar por un sitio web o usar una aplicación en nuestros teléfonos, los datos se transfieren entre nuestros dispositivos y los servidores en los que se alojan los sitios web o softwares.

Cuantos más datos se envían y almacenan, se necesita más electricidad y energía. Aunque esto es relativamente pequeño a nivel individual, cuando esto se multiplica por los miles de millones representa un gran impacto.

Por tanto, es necesario tener conciencia y actuar de manera responsable en lo que respecta la forma en que empleamos Internet y nuestros dispositivos. A continuación, te damos algunos consejos simples con los que puedes contribuir a reducir este impacto ambiental:

1. Alarga la vida de tu ordenador y otros equipos digitales.

La fabricación de estos dispositivos tiene un gran impacto en la huella ambiental de Internet a nivel mundial. 

Compramos, usamos y descartamos una gran cantidad de diferentes dispositivos tecnológicos, para reducir nuestra huella digital debemos limitar este consumo, ¿Cómo? Prolongando la vida útil de tu equipo al máximo para que puedas conservarlo por más tiempo.

2. Evitar el consumo excesivo de vídeo en tiempo real

Streaming es uno de los mayores consumidores de energía con respecto a nuestro uso de Internet. Podemos limitar su uso mirando menos videos y, en la medida de lo posible, con menos frecuencia en HD.

3. Uso razonable de la «nube» y el almacenamiento en línea

Las soluciones de almacenamiento en línea generan mucho consumo de energía. Cada archivo o dato que almacene en línea debe conservarse permanentemente en un servidor que necesita alimentación. Y cada vez que desees acceder a estos datos, debes intercambiar datos con este servidor que aún consume más energía, tanto en su terminal como a través de la red. Por lo tanto, no almacenes todos tus datos en la nube, usa el almacenamiento local siempre que sea posible.

4. Aprende a usar mejor los equipos.

Una gran parte del consumo de energía vinculado a Internet a menudo proviene del mal uso de los equipos. Por ejemplo, la mayoría de los consumidores dejan su caja de internet encendida durante la noche, lo que consume energía necesaria. Muchas personas también continúan usando los datos móviles en casa en lugar de su wifi, navegar por wifi consume mucha menos energía que navegar por la red móvil. 

5. Administra mejor los correos electrónicos 

La mayoría de los impactos de un correo electrónico se dan durante la fase de escritura y la fase de transporte de correo. Hay 5 acciones que podemos hacer al respecto:

  • Envía menos correos electrónicos y limitar el número de destinatarios.
  • Escribe correos electrónicos en formato de texto en lugar de HTML (12 veces menos pesado y, por lo tanto, menos consumo de energía).
  • Evita los archivos adjuntos y las firmas de correo electrónico, especialmente las imágenes. 
  • Date de baja de los boletines que ya no estás leyendo.
  • No imprimas tus correos electrónicos.

¡Es tu turno de tomar conciencia y actuar! Con estos consejos podrás usar Internet de una manera sostenible y contribuir a reducir su impacto en el medio ambiente. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.