Biodiversidad protección natural ante los virus

Biodiversidad protección natural ante los virus

En la diversidad de ecosistemas encontramos la mejor protección natural, una barrera o cortafuegos para frenar enfermedades… esto siempre y cuando tengamos ecosistemas sanos. 

¿Qué es la biodiversidad? y ¿Cuál es su importancia?

La biodiversidad es la variedad de organismos vivos en la Tierra, esto incluye todas las plantas, animales y microorganismos, los ecosistemas donde habitan y las diferentes especies.

Años de evolución natural han dado como resultado una amplia biodiversidad y permiten la convivencia de múltiples formas de vida. Dependemos de ellos para todo. 

Los humedales filtran los contaminantes del agua; las plantas absorben el dióxido de carbono ayudando a contrarrestar el calentamiento global, los microorganismos descomponen la materia orgánica y fertilizan el suelo, donde se cultivan los alimentos que consumimos y también es fuente de medicinas para nuestra protección y bienestar.

Paradójicamente son nuestros hábitos y comportamientos los que nos ponen en peligro al contribuir con la alteración y destrucción de la biodiversidad. Adicionalmente, el cambio climático, es una creciente amenaza que limita su capacidad para ayudar y proteger nuestra salud. 

¿Cómo nos protege? 

No hay mejor protección como la que nos ofrece la naturaleza. Los ecosistemas funcionales y sanos nos protegen de una manera muy amplia ante infecciones por patógenos, incluso de formas que no te imaginas, por ejemplo, en el caso del COVID-19, la naturaleza puede frenar el polvo del desierto y reducir la contaminación atmosférica, dos factores que propagan virus y que acentúan los síntomas respiratorios en los pacientes contagiados.

La diversidad de microorganismos, flora y fauna provee importantes beneficios para las ciencias biológicas y de la salud. Se realizan importantes descubrimientos médicos y farmacológicos a través de una mayor comprensión de la biodiversidad de la tierra. Por otro lado, el uso de plantas medicinales es la herramienta de medicación más común en la medicina tradicional y la medicina complementaria en todo el mundo. Se estima que el 60% de la población mundial usa las medicinas tradicionales y en algunos países están ampliamente incorporadas al sistema de salud pública. Y lamentablemente, la destrucción de los ecosistemas puede limitar el suministro de medicinas y el descubrimiento de tratamientos potenciales para muchas enfermedades y problemas de salud.

El cambio climático y la biodiversidad 

El clima es un factor fundamental para el funcionamiento de los ecosistemas y la salud humana se ve afectada directa e indirectamente por las consecuencias de las condiciones climáticas en los ecosistemas. Por ejemplo, la biodiversidad marina se ve afectada por la acidificación del océano relacionada con los niveles de carbono en la atmósfera. Mientras que la biodiversidad terrestre está influenciada por la variabilidad climática, como los eventos extremos, inundaciones e incendios forestales, que influyen directamente en la salud del ecosistema y la productividad, y por tanto en la disponibilidad de recursos del ecosistema para uso humano. 

¿Cómo puedes TÚ protegerla?

Demos tomar medidas urgentes para frenar la destrucción de la biodiversidad, como lo es la restauración de los territorios degradados por la acción humana, desde STPN puedes aportar tu grano de arena para que esto sea posible, ¡conoce nuestros proyectos y contribuye!

Leave a Reply

Your email address will not be published.